¿Administramos bien los sueros? Un estudio transversal sobre la adecuación de la sueroterapia intravenosa en pacientes médicos.


Introducción: La sueroterapia es una de las intervenciones más extendidas en el medio hospitalario. El objetivo es conocer la adecuación de las pautas de sueros empleadas en paciente de servicios médicos.

Métodos: Estudio transversal realizado en pacientes ingresados en servicios médicos y en dieta absoluta. Se comparó el aporte de sueros (incluida medicación IV) con los requerimientos estandarizados: agua: 35 ml/kg (si > 75 años o edemas 25 ml/kg) más pérdidas (SNG, fiebre); Na y K: 1 mmol/kg más pérdidas; Cl: 2 mmol/kg más pérdidas; aporte mínimo de glucosa 130 gr/día. Se evaluó el estado nutricional con la Valoración Global Subjetiva; se consideró inadecuado un ayuno con suero como único aporte durante > 7 días en bien nutridos y > 5 días en desnutridos. Se comprobó la normalidad de los datos cuantitativos con la prueba de Kolmogorov-Smirnov; si seguían una distribución normal se presentan como media (desviación estándar), y si no era normal, como mediana (rango intercuartil, RIQ). Los datos categóricos se resumen con porcentajes.

Resultados: Fueron reclutados 25 pacientes, el 52% varones, de 69,1 (17,5) años de edad. El 76% estaban desnutridos. La duración de la sueroterapia fue 4 (RIQ =1) días. El 12% de los pacientes permanecieron en dieta absoluta con sueros más tiempo del adecuado. El tipo de suero más empleado fue el Glucosalino 3%-0,3% (56%) y el Glucosalino 5%-0,3% (20%). La medicación fue administrada con suero salino 0,9%. Los requerimientos del los pacientes fueron agua: 1922,7 (509,5) ml, Na: 65,1 (11,5) mmol, K: 64,4 (11,0) mmol, Cl: 130,6 (23,6) mmol. El aporte diario de agua fue 2406,5 (588,2) ml [exceso del 32,1 (53,3) % sobre requerimientos], Na 168,6 (69,1) mmol [exceso del 166,4 (69,1) %], K 32,8 (16,9) mmol [déficit del 48,4 (26,7)%], Cl 201,4 (69,2) mmol [exceso del 58,4% (74,4) %] y glucosa 70,2 (29,1) gr [déficit del 46,0 (22,4)%]. El 95,8% de los pacientes recibieron menos de 130 gr/día de glucosa.

Conclusiones: El paciente hospitalizado en dieta absoluta recibe un exceso de agua, sodio y cloro, y una insuficiente cantidad de glucosa y potasio.