DÉFICIT MOTOR PROGRESIVO EN PACIENTE SIN ALTERACIÓN NEUROLÓGICA EVIDENTE


INTRODUCCIÓN
Aunque en nuestro medio el déficit multivitamínico no constituye una patología común, tiene interés tenerla en cuenta al realizar el diagnóstico diferencial en los pacientes que presentan alteraciones neurológicas periféricas de etiología no clara.
A continuación se describe el caso de una paciente con alteraciones neurológicas por déficit multivitamínico
CASO CLÍNICO
Mujer de 49 años de edad con antecedentes personales de lumbalgia de 3 años de evolución, consumidora de suplementos de soja de forma habitual, dieta vegetariana con ocasional ingesta de lácteos y huevos desde hace aproximadamente 20 años.
Valorada en el Servicio de Urgencias por “torpeza“ motora de 2 meses de evolución en extremidades inferiores, progresiva hiperalgesia con los movimientos, que le incapacita para realizar actividades de la vida diaria.
Exploración física: Peso 39.9 Kg, Talla 155 cm, IMC=16 Kg/m2, delgadez extrema, extrasístoles aislados, fragilidad del cabello y cambios tróficos en las uñas.
En la exploración neurológica presentaba, como datos positivos, nistagmus horizontal en la mirada extrema hacia la izquierda, atrofia de gemelos, aumento del tono muscular, mantiene EEII contra gravedad con claudicación ante mínima resistencia, reflejos osteotendinosos (ROT) vivos con hiperreflexia, reflejos cutáneo-plantar extensor, sin alteraciones en la sensibilidad. Marcha con espasticidad bilateral.
En la analítica destacaban como datos de interés: Hierro 37 mg/dL (50-120), Ferritina 7 mg/dL (10-120), Fosfatasa alcalina 1027U/L (30-120). Serología VIH y Sífilis negativas. PTH intacta 478 pg/ml (12-72), 25OH D3 4 (30-80), Vitamina B6 7 nmol/L (14-100), Vitamina B12 170.7 mcg/dL (180-970).
Electrocardiograma, RNM cerebral y cérvico-dorsal: sin alteraciones. Estudio neurofisiológico con estimulación magnética transcraneal, electromiografía de cuadriceps, femoral, tibial anterior bilateral y deltoides derecho sin alteraciones.
Con los diagnósticos de síndrome piramidal, malnutrición energétical, déficit severo de vitamina D3 con hiperparatiroidismo secundario, hipovitaminosis B6 y ferropenia se nos consultó. Realizamos encuesta nutricional de un día, que evidenció un déficit respecto de los consumos recomendados de los siguientes nutrientes: Hierro -22.6%; Niacina -51.8% y Vitamina D -76%.
La paciente recibió complejo vitamínico B1, B6 y B12 por vía parenteral durante 14 días y después se mantuvo por vía oral. Se objetivó mejoría progresiva de la hiperalgesia y del déficit motor con recuperación motora parcial 15 días después del inicio de la terapia, que se hizo evidente a aproximadamente a los 40 días.
DISCUSIÓN
El déficit multivitamínico en nuestro medio no constituye una patología común (1,2), es importante tenerle en cuenta en el momento de realizar el diagnóstico diferencial en pacientes con alteraciones neurológicas periféricas de etiología no definida.
Esta paciente presenta un déficit nutricional como agente causal de un cuadro clínico de complejidad diagnóstica presentando un déficit mixto de Vitamina D, Hierro, Piridoxina y Vitamina B12 que explica la sintomatología referida (3) en una paciente que en la anamnesis presentaba obsesión por su aspecto físico. La recuperación fue lenta pero progresiva con el tratamiento de los déficits encontrados (4).
El tratamiento integral de la paciente conlleva, además del abordaje de las carencias nutricionales encontradas, el apoyo psicológico.
CONCLUSIONES
Ante neuropatías periféricas de etiología no definida y de instauración progresiva, deben considerarse las carencias nutricionales como posible causa.
BIBLIOGRAFIA
1-Laillou A, Pham TV, Tran NT, Le HT, Wieringa F, Rohner F, Fortin S, Le MB, Tran do T, Moench-Pfanner R, Berger J. Micronutrient Deficits Are Still Public Health Issues among Women and Young Children in Vietnam; PLoS One.2012, 7(4):e34906. Epub 2012 Apr 17.
2-Darling AL, Hart KH, Macdonald HM, Horton K, Kang’ombe AR, Berry JL, Lanham-New SA. Vitamin D deficiency in UK South Asian Women of childbearing age: a comparative longitudinal investigation with UK Caucasian women. Osteoporos Int. 2012 Apr 14
3-Arnaud J, Fleites-Mestre P, Chassagne M, Verdura T, Garcia Garcia I, Hernandez-Fernandez T, Gautier H, Favier A, Pérez-Cristià R, Barnouin J. Vitamin B intake and status in healthy Havanan men, 2 years after the Cuban neuropathyepidemic. Br J Nutr. 2001 Jun; 85(6):741-8.
4-Weber GA, Sloan P, Davies D. Nutritionally induced peripheral neuropathies. Clin Podiatr Med Surg. 1990 Jan;7(1):107-28.